fbpx
#LoÚltimo
Así van de detenidos en EE.UU. tras protestas en el Capitolio
Abril 12, 2016 - 34 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadro-detng.jpg

La Policía estadounidense ha arrestado a más de 400 manifestantes cuando protestaban este lunes frente al Capitolio, en Washington DC, en el marco del movimiento Democracy Spring, una organización que busca poner fin a la corrupción en política y cambiar las restrictivas leyes de identificación de electores.

 

La protesta, que se ha desarrollado sin incidentes, ha terminado con más de 400 personas detenidas por participar en lo que la Policía del Capitolio ha definido como una “actividad manifestante ilegal”. Los organizadores de la marcha han prometido que repetirán la protesta cada día durante una semana.

 

La manifestación ha sido convocada para “pedir al Congreso que realice acciones inmediatas para poner fin a la corrupción de los grandes capitales” en la política estadounidense y para “garantizar unas elecciones libres y justas”, según ha explicado Democracy Spring en su web.

El grupo ha indicado que cuenta con el apoyo de personalidades como el actor Mark Ruffalo y el intelectual Noam Chomsky, además de decenas de destacados activistas. “Creemos que el Congreso debería ser receptivo frente al pueblo. Debemos proteger los derechos de voto”, ha afirmado Peter Callahan, el coordinador de comunicaciones del grupo.

 

Los manifestantes han exhibido un espantapájaros para representar a un lobista con maletas de dinero y con un cartel que señala “Cuidado: Lo siguiente es una masiva desobediencia civil”. La Policía ha arrestado a los manifestantes que se han sentado en las escalinatas de la parte oriental del Capitolio, que acoge el Senado y la Cámara de Representantes.

 

Democracy Spring está vinculada con el extinto movimiento Occupy Los Angeles y su auge coincide con las campañas presidenciales del demócrata Bernie Sanders y el magnate republicano Donald Trump, que han cargado contra la influencia de los donantes en los políticos. Aunque la mayoría de los grupos están más vinculados con los demócratas que con los republicanos, Callahan ha subrayado que el grupo es apartidista. “Vemos el populismo en auge en los dos lados del espectro. Los estadounidense están cansados de que sus políticos sean comprados y reciban pagos por ellos”, ha afirmado.

 

(Publico.es)