#LoÚltimo
En detalle: científicos descubren que la Hierba Caracas es una planta anti-Monsanto (+Amaranto)
Septiembre 26, 2016
La Iguana Google Plus

monsanto-c.jpg

Según una nota de prensa publicada en el blog de la Fundación Ethérnithas, en 2004, un agricultor de “Macon, Georgia, ciudad situada a unos 130 kilómetros de Atlanta, se dio cuenta de que algunos brotes de Amaranto resisten al Roundup, con el cual él regaba sus cultivos de soja”.

 

Los campos víctimas de esta ‘mala hierba’, como dice la información, ya se extienden a otras regiones como “Carolina del Sur, del Norte, Arkansas, Tennessee y Missouri”.

 

La hierba anti-Monsanto, como se la ha catalogado, logró sobrevivir a las fumigaciones, explican en el texto, ya que “el herbicida potente, utilizado a base de glifosfato y de ammonium, ha ejercido sobre las plantas una presión enorme que ha acrecentado aún más la velocidad de adaptación”.

 

Pero “Monsanto” está experimentando la fuerza de una planta que, 500 años atrás, ayudó a los indígenas venezolanos a resistir (hasta donde les fue posible) la invasión española. 

 

Los barcos de Colón

El 12 de octubre de 1492, relata el historiador venezolano Vladimir Acosta, “llegaron las tres carabelas de Colón provenientes de España. Llegaron a una pequeña isla del Caribe. Tomaron posesión de la tierra (de una tierra que no era de ellos, que no les pertenecía) en nombre del Rey de España (su rey) y de Dios (su dios cristiano)”.

 

Describe que “los indígenas habitantes de esa isla, de la manera más inocente, salieron alborozados a recibirlos y a festejarlos en la creencia de que habían llegado unos extraños dioses en unas casas flotantes, vestidos extrañamente, blancos, con barbas”.

 

Para ese momento, los indígenas venezolanos “no tenían la más remota idea de lo que se les venía encima: la Conquista, la esclavitud, la servidumbre, la sujeción, las enfermedades, la Colonia, la explotación”, asegura Acosta.

 

Arma secreta

Pero los españoles no lo lograron alegremente. Los indígenas resistieron con el armamento del que disponían y con su coraje. Y mucho les ayudó un “arma secreta” que sólo ellos conocían.

 

(RT)

 

 

monsanto_protesta.jpg

unnamed.jpg

unnamed (1).jpg

unnamed (2).jpg