Como un día histórico catalogó el filósofo y comunicador, Miguel Ángel Pérez Pirela, la orden de detención dictada este martes 4 de agosto por la Corte Suprema de Justicia de Colombia contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Así lo manifestó durante la transmisión de su programa Desde donde sea, que se emite a través de las redes sociales, y en el que analizó los antecedentes de esta decisión y enumeró, apoyado en pruebas bibliográficas, los vínculos de Uribe Vélez con el narcotráfico y el paramilitarismo.

Sin embargo lamentó que el exmandatario rindiera cuentas a la justicia del vecino país por delitos de manipulación de testigos, y no los múltiples asesinatos en los que está involucrado.

Uribe, el hombre más fuerte de Colombia, el que más asesina, cae por manipular testigos, algo que podría considerarse un deleito menor, si se le compara con los delitos que se le adjudican y que le hace merecedor del seudónimo de Matarife”, señaló.

“¿Dónde se revienta la cuerda?, por el lado más débil. Eso me hace recordar a Al Capone, uno de los más celebres mafiosos del siglo 20 que termina cayendo por los impuestos y no por la red mafiosa que logró construir”, afirmó el analista.

Destacó que Álvaro Uribe Vélez “entró a la historia por ser el primer presidente colombiano en prestar declaración ante la Corte Suprema”, y puntualizó que él “fue pupilo de Pablo Escobar, y lo que no logró él, que era la presidencia, lo logró Uribe Vélez. Él fue quien creó las fuerzas paramilitares en los años 80 y 90”.

Pérez Pirela recordó que todo el proceso penal contra el expresidente neogranadino inició en el año 2012 cuando “el senador Iván Cepeda en un debate de control político lo acusó de promover el paramilitarismo. Al finalizar el debate Uribe recurrió a la Corte Suprema de Justicia y denuncia a Cepeda por liderar un grupo de falsos testigos en su contra. Mejor se hubiera quedado callado. Al denunciar a su denunciante, Uribe se entrampó y cayó en una gran trampa”.

En este sentido aseguró que seis años después, en 2018, la Corte determina que Cepeda era inocente y “allí comenzó a cavar su tumba política y judicial. Le salió el tiro por la culata. La Corte desestimó su defensa y encontró elementos de que fue Uribe, y no Cepeda, quien presionó a exparamilitares para declarar en contra de Cepeda. El cayó redondito por soborno y fraude procesal”.

Añadió el también escritor que “Cepeda pidió garantías de protección para los Magistrados. Meterse con Uribe en Colombia es morirse y no precisamente de muerte natural”.

Para sustentar sus afirmaciones contra el exmandatario colombiano, Pérez Pirela presentó varios libros en los que se demuestran los crímenes cometidos por este sujeto y la estrecha relación que sostuvo con el narcotraficante Pablo Escobar.

Enumeró así mismo a las personas que sirvieron de testigos en el proceso judicial, para demostrar los crímenes del político. Uno de ellos fue Juan Guillermo Monsalve, “quien lo vinculó con grupos delictivos durante sus dos periodos presidenciales. Él grabó una conversación de presuntas llamadas de Uribe para que él cambiara su declaración”.

Otro de los testigos fue “Carlos López, alias Caliche, excompañero de Monsalve y quien denunció presiones de Uribe para que cambiara su testimonio”. Otro fue “Pablo Hernán Sierra, alias Alberto Guerrero, integrante del Bloque Cacique Pipintá de las Autodefensas Unidas de Colombia, quien lo vinculó con el fusilamiento y descuartizamiento de campesinos en esa zona”.

“Carlos Henrique Vélez aseguró y corroboró a la Fiscalía que recibió 200 millones de pesos para cambiar sus declaraciones a favor de Uribe”, afirmó el conductor de Desde donde sea.

Recordó además que el 27 de julio la Fiscalía neogranadina imputó a Diego Cadenas, abogado de Uribe, por delito de sobornos y fraude procesal. También se pidió para él detención domiciliaria”.

Añadió el analista político que en Colombia se le sigue al exmandatario otras investigaciones: Vínculos con grupos paramilitares, publicidad engañosa para el plebiscito por la paz, presión a testigos, responsabilidad en las masacres en los años 90. “Esto es apenas la punta del iceberg de acusaciones contra uno de los más grandes genocidas del siglo 20 en América Latina, se habla mucho de Pinochet, pero Álvaro Uribe Vélez, al ser el creador del paramilitarismo, al ser uno de los fundadores de la logística del narcotráfico hacia Estados Unidos es uno de los personajes más oscuros de la historia Latinoamericana. Desgraciadamente hay gente que aun lo defiende, entre ellos el presidente Iván Duque”.

Lo que no dicen los medios

A juicio del Pérez Pirela “cuando se comienza a hilar fino, empiezan a aparecer noticias que los medios no nos cuentan. Hay que recordar que Colombia es un Estado que funciona sobre fosas comunes. El que se mete con Uribe es hombre muerto. De alguna forma la justicia colombiana está tratando de garantizar la libertad de opinión de quienes han denunciado a Uribe. Al parecer, se están dando las condiciones, la posibilidad para que finalmente uno de los narcotraficantes más importante de Colombia y que ha contado con el apoyo de EEUU, pague por sus fechorías”.

Leyó fragmentos del libro Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez (El señor de las sombras), escrito por Joseph Contreras, Corresponsal de Newsweek, donde se detallan los nexos de este sujeto con el narcotráfico.

Según el libro en el año 1981 Uribe era director del Departamento de Aeronáutica Civil, cometió una serie de irregularidades que fueron citadas por Pérez Pirela, entre ellos apoyar a reconocidos narcotraficantes de la época.

Se refirió también a los vínculos entre Uribe y Pablo Escobar, a quien ayudó a que afianzara su negocio de la droga.

En un período de dos años otorgó 562 licencias e inauguró como funcionario de la Aeronáutica la ruta de narcotráfico entre Colombia y Estados Unidos. Sus escándalos no tuvieron solo que ver son el narco, también estuvo involucrado en hechos de corrupción”.

“Hoy es un día histórico, no me hago muchas ilusiones, pero al menos uno de los hombres más peligrosos de Latinoamérica está en manos de la justicia”, señaló el filósofo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook