El futbolista y capitán de la selección Perú, Paolo Guerrero, envió un contundente mensaje a los políticos de su país para que dejen tranquilo a su pueblo y se vayan del país andino para que no hagan más daño.

A través de Instagram, Guerrero envió un fuerte mensaje que fue aplaudido por miles de sus seguidores, donde expresa su indignación por la situación actual que vive su país, fundamentalmente generada por los políticos que integran el Congreso y los presidentes que han sido puestos a dedo por estas personas en menos de dos años.

El jugador de 36 años escribió antes de que se conociese la renuncia del último presidente designado por el congreso de su país, Manuel Merino.

«Estoy muy consternado por todo lo que está sucediendo en mi país. Todo lo que la política en el Perú puede causar, de verdad hace unos años pensé que todo esto se arreglaría y que seríamos un país camino a ser mejor. Hoy sentimos todo este desorden político y lamentamos la pérdida de vidas humanas, personas desaparecidas y muchas personas heridas”, expresó.

“¿Quién es el responsable de esto? ¿Ahora quién pondrá la cara y decir que todo va estar bien? ¿Quién les va devolver la vida a estos valientes jóvenes?. Todo lo que estos políticos han causado. Después de lo de ayer no hay forma de que ustedes políticos puedan estar tranquilos. Váyanse todos de una vez por favor, miren todo lo que han causado, miren todas estas tragedias y pérdidas de tantos compatriotas, de mis hermanos peruanos. Qué lástima ver todo esto. ¡Váyanse ya! ¡Váyanse del país que no le hacen nada bueno!», exclamó el futbolista.

En el cierre del texto, Guerrero le envió un sentido mensaje a quienes perdieron la vida en las protestas: “Mi más sentido pésame a todas las familias que han perdido a sus seres queridos”.

La semana pasada el pueblo peruano vivió una ola de protestas que terminó el sábado con dos personas asesinadas, cientos de heridos e incluso decenas de desaparecidos, según constató la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

La crisis política en Perú ya tiene varios años. Su último presidente electo Pedro Pablo Kuczynski, quien se mantuvo en el cargo desde el 28 de julio de 2016 hasta el 23 de marzo de 2018 para evitar ser expulsado por el Congreso, dimitió al cargo por estar involucrado en el escándalo de corrupción de Odebrecht y un supuesto intento de soborno.

Cuando Kuczynski fue electo presidente, derrotó a Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori -preso por asesinato, crimen contra la humanidad, cohecho, secuestro y desfalco- quien también fue expulsada del congreso peruano por estar involucrada también en tramas de sobornos vinculados al escándalo Oderbrecht .

El sucesor de Kuczynski fue Martín Vizcarra, y terminó siendo sacado del cargo por el mismo congreso que lo designó. Su mandato fue entre el 23 de marzo de 2018 y la noche del 9 de noviembre del 2020, cuando el Congreso declaró la vacancia de la Presidencia por su «incapacidad moral permanente». A Vizcarra lo acusan de haber obtenido pagos ilícitos por parte de empresas constructoras cuando se desempeñaba como gobernador de Moquegua.

Las protestas masivas en Perú originaron el fin de semana pasado la renuncia de Manuel Merino, cinco días después de haber asumido el cargo designado por el Congreso peruano, que deberá ahora designar a un nuevo presidente. El elegido será el tercer mandatario en menos de una semana y el segundo no electo por el pueblo peruano.

Por ahora el Congreso no ha podido llegar a un acuerdo para nombrar a un nuevo presidente y, mientras tanto, poco se habla de elecciones para definir la situación política, que debería ser finiquitada a través del voto y no por el senado.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook